Joan Monse: nunca es tarde para un nuevo comienzo