LOS VALORES PERSONALES



Cada día me encuentro con más clientes en el despacho que, tras un problema en su vida, tanto laboral como personal, sienten que sus valores, esos con los que han crecido, son difíciles de mantener y se bloquean, no sabiendo como gestionar sus vidas.
Mi primera pregunta en estos casos es: ¿esos valores que tenemos son nuestros o nos los han establecido, como nuestros, nuestros padres, educadores...?.
Y la contestación de todos ellos es que, posiblemente, esos objetivos son prestados y no propios.
Por ello es muy importante que nos paremos a pensar cuales son nuestros valores, nuestra escala de prioridades y que intentemos vivir en relación a esos valores.
Si trabajamos nuestras creencias, limitantes y potenciadoras y nuestros valores, conseguiremos vivir más coherentemente en nuestro día a día.
Yo estoy en ello ¿y vosotros?.