Dr. Mario Alonso Puig


Esta semana tuve la de poder escuchar en una conferencia en San Sebastian al Dr. Mario Alonso Puig y quería transmitros, que en pocas ocasiones, tengo el privilegio de encontrarme con un interlocutor tan elocuente y capaz.
Con una dialéctica fuera de lo común, unas dotes de comunicación realmente expectaculares, una comunicación no verbal, asombrosa y un control de la interpretación mágicamente natural, nos deleitó con una conferencia que dejó perplejo a todo el auditorium del Kursal.
Más de 600 empresarios nos dimos cita en dicho salón y no paramos, durante todo el tiempo que duró su exposición, en asentir con la cabeza y en quedarnos perplejos con su forma juguetona de contarnos el como llevar "La Creatividad" a nuestras empresas como arma para superar el momento actual que vive el pais.
A todos aquellos que no habéis tenido la oportunidad de verle, os aconsejo fervientemente que vayáis a comprar su libro " Vivir es un asunto urgente" y que visitéis su página web: http://www.marioalonsopuig.com/index.php?language=es ya que merece la pena ver y leer sobre este genio de la comunicación.
Como Coach que soy y docente de coaching, me cuesta mucho encontrar profesionales que estén dispuestos a transmitir su sabiduría al alumnado, como si fueran niños de 5 años y desde mi punto de vista, esta forma de hacerlo es muy positiva para los alumnos.
En muchas ocasiones los ponentes estamos más preocupados de nuestro ego de lo que aprenderán nuestros alumnos.
Me he encontrado con ponentes más empeñados en hablar de lo maravillosos que son, de lo bien que hacen su trabajo y de venderse para obtener nuevos clientes en mis cursos, que en intentar que los alumnos aprendieran todo lo que realmente saben ellos como maravillosos profesionales que son.
Todos y me incluyo yo misma en estas palabras, hemos pecado en ocasiones de vanidad y no hemos sabido trabajar nuestro ego, delante de una clase, o ante una conferencia y es por ésto que me impactó la charla del Dr. Alonso.
A veces, a los docentes, se nos olvida que, nuestros alumnos no saben de la material que estamos exponiendo, o saben bien poco de la misma y es por ello que tener esa capacidad de transmitir a un auditorio lleno de empresarios, como si fuéramos niños, pero con una elocuencia impactante, en mi opinión, es un don que hay que saber agradecer y preescribir.
Muchas gracias Dr. Alonso por su buen hacer, por su buen coaching .